EVITAR 

 

Una vez invertido su dinero en un negocio inmobiliario lo menos que esperamos es que surgan reclamaciones a la propiedad, fruto de problemas pasados no previstos por falta de una adecuada investigación.